LAS MENTIRAS EN LOS NIÑOS. ¿NOS DEBEMOS PREOCUPAR?

By 25 octubre, 2016 Blog No Comments

Todos los niños pequeños mienten en algún momento. A priori no hay problema en este aspecto, sólo que cuando esta acción se convierte en costumbre, puede ser un grave  problema en la educación y en el desarrollo del niño.

Como en muchos otros aspectos relacionados con el desarrollo de nuestros hijos, una parte esencial está en la educación del niño por parte de los padres y cuidadores. Los niños, sobre todo en edades de 4  a  7  años,  tienden  a  imitar  el  comportamiento  de  los padres. Ellos deben dar ejemplo, y no mentir delante de los pequeños, ya que les tomarán como modelo de conducta a seguir.

Pero, ¿Por qué mienten los niños?

Los niños menores de 3 años, no diferencian entre la verdad y la mentira. Pueden confundir lo que pasa en su imaginación, con los hechos reales. No hay intencionalidad de mentir, y no deben ser castigados o regañados por ello.

Niños con edades entre 3 y 5 años, es la etapa en la que comienzan a mentir, pero de una forma inconsciente. No diferencian entre el bien de decir la verdad, y el mal de mentir. Al ir llegando a los 5 años, es cuando se empiezan a dar cuenta de las consecuencias de mentir. Son una esponja que asimilan e imitan los comportamientos de los padres, así que ¡Cuidado con las mentiras, aunque sean piadosas! Esencial no olvidar la importancia de no mentir delante del niño (inventar historias que él sabe que no han ocurrido, decir “dile que no estoy” cuando llaman a casa…).

A partir de los 5 años, los niños aprenden a discernir la verdad de la mentira, aunque todavía no saben reconocer si la mentira es algo malo. La mejor manera de averiguar cuando nuestro hijo miente en estas edades es fijarnos en sus facciones. La cara suele estar tensa, miran hacia todos los lados y se les ve más nerviosos de lo normal.

¿Qué hacer cuando nuestro hijo miente?

  • Lo primero que  se  debe  hacer,  es  dar ejemplo.   Los padres  siempre  tiene  que  estar  atentos  de  no  mentir delante  del  niño,  para  que  éste  no  observe  en  esta acción  algo  natural.
  • Los padres, debe explicar a  los  niños cuáles  son  las  diferencias  entre decir  la  verdad  y  mentir.   Educarles  bien,  en  estas  edades  tan tempranas es  muy importante.
  • Felicitarle cuando  diga  la  verdad: cuando  un  niño tenga la posibilidad, en una situación complicada de mentir y diga la verdad, tenemos que felicitarle, para que comprenda que la verdad es buena para él.
  • Nunca regañarle  cuando  mienta: Los  niños,  en  estas edades, todavía no comprenden bien los resultados de la mentira y muchas veces los hacen sin darse cuenta. Cuando mientan, debemos simplemente explicarle las diferencias  entre  mentir  y  decir  la  verdad  y  hacerle entender que mentir es algo malo. Pero nunca puede notar  que  le regañamos o  nos  enfadamos  cuando miente.

 

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar